Tabla de contenidos

+ Añadir a tu biblioteca

Anterior Siguiente

Capítulo 155 El débil lamentable

  • —¿Ámbar? Estás confundiendo la verdad con la mentira. —Julián trató de agarrar el teléfono de Ámbar, pero como estaba sujetando a Delfina, Ámbar logró evitarlo con facilidad.
  • —Doctor Peralta, ¿por qué se asusta si no es culpable?
  • —Tú...
  • La tensión era casi tangible en el aire cuando una figura apareció detrás de ella.
  • —¿Qué está pasando?
  • Al oír la voz de Santiago, la mujer aprovechó inmediatamente la oportunidad y empezó a hacer su acusación.
Bloqueado Capítulo