Tabla de contenidos

+ Añadir a tu biblioteca

Anterior Siguiente

Capítulo 174 Después de todo, una vez estuvimos casados

  • Parpadeando, Delfina extendió las manos y suspiró.
  • —Después de todo, una vez estuvimos casados. Sólo he estado fuera durante cinco años, y me has borrado de tu mente por completo. Qué despiadado eres, Santiago Echegaray.
  • Al ver su expresión de sorpresa, Ámbar no pudo evitar ponerse rígida.
  • Cuando terminó la exposición, Santiago dejó a Ámbar en el local y se fue solo.
  • —¿Qué demonios está pasando? —le gritó a Paco en cuanto llegó a su oficina en el Grupo Echegaray—. ¿No está ya muerta? ¿Y qué es esto ahora? ¿Un zombi?
  • Con la frente cubierta de sudor frío, Paco explicó tímidamente:
Bloqueado Capítulo