Tabla de contenidos

+ Añadir a tu biblioteca

Anterior Siguiente

Capítulo 19 ¿Quién querría hacerle daño?

  • Delfina se congeló antes de agarrar las sábanas. Luego sacudió la cabeza e hizo un gesto:
  • —«No hice nada».
  • Ella no era el perro de Gerardo y odiaba a los Murillo. Después de todo, se vio obligada a casarse con la familia Echegaray sólo porque estaba preocupada por su abuela.
  • —¿Qué? ¿Quieres que te crea sólo porque sacudiste la cabeza? —La voz de Santiago se hizo más grave. Su áspera mano se movió hacia arriba, pareciendo que iba a romper el cuello de Delfina en cualquier momento.
  • Estaba indignado. Desde que ella llegó a su casa, los Echegaray no habían tenido un momento de paz. Y luego causó un gran escándalo como este. Sólo era una muda, pero la habían subestimado.
  • La cara de Delfina se puso roja por el esfuerzo mientras intentaba luchar contra su poderoso agarre. No quería morir, pues su abuela seguía esperando a ser rescatada.
Bloqueado Capítulo