Tabla de contenidos

+ Añadir a tu biblioteca

Anterior Siguiente

Capítulo 192 El dominio de la esposa legal

  • —¡Cuidado! —Delfina detuvo la caída de su asistente. Si no fuera por ella, la asistente se habría estrellado contra el accesorio de iluminación, y eso sería desastroso—. ¿Estás bien?
  • Su asistente palideció por la sorpresa.
  • —Gracias, Chris.
  • La que empujó a su ayudante era una joven de aspecto duro.
  • —Te lo mereces. —Luego, tomó la silla y se fue.
  • Delfina no quería entrar en discusiones, pero no iba a dejar que su asistente se dejara mangonear de esa manera.
Bloqueado Capítulo