Tabla de contenidos

+ Añadir a tu biblioteca

Anterior Siguiente

Capítulo 219 O lo aceptas o renuncias

  • —Cualquiera puede asumir el proyecto. Yo puedo encargarme de cualquier otro menos de éste. —Como Delfina no consiguió liberarse del agarre de Santiago, apretó los dientes y dijo—: Ya que este proyecto es un trabajo tan fácil, que lo haga otra persona. Mucha gente querrá hacerlo.
  • En cuanto terminó la frase, una ráfaga de viento le rozó la oreja. Santiago golpeó con su mano el marco de la puerta detrás suyo, atrapándola en una enorme sombra al formar un cerco con su brazo y la pared de la esquina.
  • —No te estoy preguntando. Esto es un aviso, o lo aceptas o renuncias —afirmó en tono perentorio con una mirada gélida.
  • Delfina miró fijo a Santiago; el resentimiento acumulado durante muchos años surgió en su pecho, haciéndola temblar sin quererlo. Tenía miles de razones para decir que no a la amenaza, pero aun así respondió:
  • —Lo aceptaré entonces. —Aceptó el proyecto sólo por una razón: tenía que quedarse en la empresa y al lado de Santiago para encontrar las pruebas relacionadas con la muerte de Álvaro. —Lo acepto. ¿Puedes soltarme ya? —Poco a poco se fue calmando mientras miraba al hombre sin miedo.
  • Santiago la soltó con el ceño fruncido.
Bloqueado Capítulo