Tabla de contenidos

+ Añadir a tu biblioteca

Anterior Siguiente

Capítulo 236 Ella nunca cedería

  • Después de que se hiciera el silencio en el interior del coche durante un rato, Delfina abrió poco a poco los ojos. Por el rabillo del ojo, vio que el hombre a su lado estaba descansando con los ojos cerrados. Por lo tanto, giró la cara hacia un lado y miró la escena nocturna fuera de la ventana. En ese momento, unos destellos rojos se iluminaron en sus ojos.
  • Momentos antes, cuando Santiago había dicho todas esas palabras, ella casi se lo creyó y estuvo a punto de confiar en que no había ningún indicio de maldad en su pasado. Por una fracción de segundo, había pensado que podrían empezar de nuevo.
  • Sin embargo, eso era imposible. Alguien sin sus recuerdos podía seguir con la vida sin ninguna carga, pero ella era diferente. No podía confiar en las palabras de alguien que había perdido sus recuerdos, así que no cedería. Terminaría las cosas que había que hacer lo antes posible y luego se iría de Pontevedra; después, ya no volvería a poner un pie allí.
  • En el otro extremo de la Residencia Echegaray, Arturo permaneció en una posición fija frente a su escritorio durante bastante tiempo, incluso después de que Santiago y Delfina se hubieran marchado.
  • —Señor, tome un sorbo de su té. ¿Por qué está tan preocupado? Puedo ver que la señorita Murillo tiene un buen corazón y no creo que haya ningún problema si se junta con su nieto.
  • —No lo entiendes. Si se tratara de la Delfina de hace seis años, entonces elegiría hacer la vista gorda. Sin embargo, entonces ocurrieron muchos incidentes y Santiago casi perdió la vida por culpa de esta mujer. Por lo tanto, no deben volver a tener una relación. ―Las cejas de Arturo se fruncieron con fuerza mientras continuaba―: La verdad es que estoy bastante sorprendido de cómo ha cambiado Delfina después de todo este tiempo de ausencia. Después de todo, era muda y la hija ilegítima menos favorecida de la Familia Murillo, pero se las arregló para ascender a su posición actual en sólo cinco años. Además, también se convirtió en la ahijada de la Familia Bisconti, por lo que es bastante obvio que posee una tenacidad que es diferente a la de cualquier persona ordinaria.
Bloqueado Capítulo