Tabla de contenidos

+ Añadir a tu biblioteca

Anterior Siguiente

Capítulo 242 Esperando llegar a un final feliz

  • No mucho después de que Paco saliera, la puerta del despacho se abrió de repente y Paco por un resquicio volvía a meter la cabeza y sonreía.
  • —Un ramo de tulipanes blancos para su reserva sería un poco soso, presidente Echegaray. ¿Le digo al florista que añada algunos toques de color?
  • Al escuchar eso, Santiago se quedó atónito y lo miraba con desprecio.
  • —¿No quieres mantener tu trabajo acaso?
  • ...
  • Era mediodía y, tras poner su firma en un documento, Delfina se lo entregó a Lisa.
Bloqueado Capítulo