Tabla de contenidos

+ Añadir a tu biblioteca

Anterior Siguiente

Capítulo 290 No estoy llorando; me pican los ojos

  • Debido a lo emocionada que estaba porque pronto volvería a ver a Gloria, Delfina no se dio cuenta de lo que Claudia estaba pensando. Al fin y al cabo, Gloria era una de las pocas personas que habían sido amables con ella todos aquellos años.
  • Muy pronto llegó el sábado, la actuación se celebraba en el teatro Jubilan.
  • —¿Qué está tramando? Seguramente debe haber regresado antes si iba a realizar una actuación aquí. ¿Por qué no se ha puesto en contacto contigo antes? —se quejó Claudia en el camino.
  • —Quizá se sienta presionada —respondió Delfina—. Hay muchas cosas que preparar antes de una actuación. Mantener la calma es más importante.
  • —Y hasta le regalaste flores —refunfuñó la chica mientras miraba las manos de Delfina—. Nunca he recibido flores de ti.
  • —¿Has perdido la memoria? —Delfina puso los ojos en blanco—. ¿No te regalé flores cuando te graduaste?
Bloqueado Capítulo