Tabla de contenidos

+ Añadir a tu biblioteca

Anterior Siguiente

Capítulo 294 Deshonesto

  • La expresión de Jaime se alivió enormemente.
  • —¿Es así? Olvídate de eso, entonces.
  • Delfina asintió con la cabeza antes de agarrar su bolsa y salir del lugar.
  • Cuando ella se marchó, él se acercó a la ventana y corrió la cortina. Vio cómo ella salía del viejo edificio y se dirigía al aparcamiento antes de cerrar la cortina.
  • —Señor Jaime, ¿se puede confiar en esta mujer?
  • —Nadie es de verdad digno de confianza. Podemos trabajar juntos siempre que haya beneficios.
Bloqueado Capítulo