Tabla de contenidos

+ Añadir a tu biblioteca

Anterior

Capítulo 330 La verdad polvorienta

  • Santiago se apoyó en la mesa mientras la sangre le subía a la cabeza, haciéndole sentir un gran mareo.
  • Paco estaba preocupado.
  • —Presidente Echagaray, ¿está usted bien?
  • —Estoy bien. —Esas palabras acababan de salir de la boca de Santiago cuando tropezó bruscamente. Apenas podía mantenerse en pie, ya que toda la fuerza abandonaba sus rodillas.
  • Paco se movió rápido para apoyar a Santiago.
  • —Presidente Echagaray, ¿se siente mareado de nuevo? Le llevaré al hospital.
Bloqueado Capítulo