Tabla de contenidos

+ Añadir a tu biblioteca

Anterior Siguiente

Capítulo 74 El reencuentro con Arturo

  • Al margen de lo que pensara Santiago, lo cierto es que había cuidado mucho de ella en los últimos dos días.
  • ―«Gracias».
  • Por la noche, Delfina no pudo concentrarse en su libro con el sonido del agua que salpicaba en el baño.
  • Al cabo de cierto tiempo, el sonido cesó de golpe. Entonces recobró el sentido, cerró el libro y lo dejó a un lado antes de levantar el edredón y acostarse. Se puso de espaldas, de manera que quedara en dirección al baño, y se aseguró de ocupar sólo una pequeña parte de su lado de la cama.
  • Después de que la puerta se abriera, se oyó un ligero crujido de las mantas que se levantaban detrás de ella.
  • —¿Estás dormida?
Bloqueado Capítulo