Tabla de contenidos

+ Añadir a tu biblioteca

Anterior Siguiente

Capítulo 84 El acuerdo que negoció

  • Delfina permaneció en el hospital sólo tres días, ya que no sufrió ninguna lesión aparte de una pequeña conmoción cerebral. El día del alta, fue Paco quien vino a ocuparse del papeleo, y ella miró por reflejo detrás suyo.
  • —El presidente Echegaray no está aquí —respondió Paco—. Ha estado ocupado en los últimos días. Ahora está en una charla de negocios con su socio. Por eso quiere que la lleve a casa ahora.
  • Delfina asintió con la cabeza, aunque se sintió un poco triste.
  • En el coche, ella ocupó el asiento trasero, mientras que Paco ocupó el asiento del copiloto.
  • —Señora, los chicos del taller le han devuelto el bolso. Se lo dejaron en el coche. Está en el asiento trasero. ¿Por qué no comprueba si falta algo?
  • Mirando la bolsa de lona que tenía a su lado, Delfina rebuscó en ella un momento y frunció el ceño. «Qué raro...»
Bloqueado Capítulo