Tabla de contenidos

+ Añadir a tu biblioteca

Anterior Siguiente

Capítulo 201 Una premonición

  • Justo después de que Fernando entrara en la oficina, Gabriel se acercó a él y le preguntó:
  • —Presidente, ¿dónde estuvo anoche? No pude contactarlo, y pensé que le había pasado algo. Por suerte ha vuelto sano y salvo.
  • Fernando sabía que Gabriel debía de estar muy preocupado porque no había ido a casa anoche, pero no esperaba que éste le estuviera esperando en la empresa. Dijo:
  • —Me has estado esperando toda la noche. —Era una afirmación en lugar de una pregunta.
  • Al oír eso, Gabriel asintió y respondió con seriedad:
  • —No me atrevía a dormir sabiendo que usted no estaba en casa. Hay un documento que tiene que firmar urgente. De lo contrario, no podremos pagar los salarios hoy.
Bloqueado Capítulo