Tabla de contenidos

+ Añadir a tu biblioteca

Anterior Siguiente

Capítulo 214

  • En comparación con ella, al menos Qin Suer era competente. Después de todo, ella había dirigido su propia empresa con éxito por tantos años. En los ojos de personas ordinarias quienes tenían que ganar su sueldo, Qin Suer era sin duda mucho mejor que Xiao Yanling, así que Wu Yabing no pensó que podrá superarla para convertirse en la esposa del presidente. 
  • —Eres demasiado joven. Aunque Qin Suer no es una persona muy agradable, al menos deberías tratarla con cautela. Después de todo, el presidente sigue consintiéndola. De otra manera, ella no hubiera podido quedarse a su lado por tantos años —dijo Wu Yabing para consolarla después de darle una palmada en el hombro.  
  • De pronto, alguien abrió la puerta de la oficina de Feng Lanhe. Ellas no sabían que él había salido de su oficina y estaba parado a su lado. El rostro de Wu Yabing se puso pálido y se levantó con prisa. 
  • —Señor Feng, ¿tiene alguna orden para nosotras? 
  • Qin Shuhan se sorprendió al notar la presencia repentina de Feng Lanhe. Le dio una patada a las patas de la mesa con fuerza y empujó su silla hacia atrás mientras se levantaba frenéticamente. En su momento de pánico y nerviosismo, empujó su silla demasiado lejos, dejando un amplio espacio entre ella y Feng Lanhe. Al sentir su mirada sobre ella, Qin Shuhan se aclaró la garganta suavemente para esconder su vergüenza y forzó una sonrisa en su rostro. Después, se acercó hacia él mientras jalaba su silla con cautela. 
  • Las comisuras de los labios de Feng Lanhe formaron una sonrisa poco a poco al ver el aspecto inquieto y ansioso de Qin Shuhan, lo cual solo la asustó más. En ese momento, Qin Shuhan sentía que Feng Lanhe era un lobo en piel de cordero; su sonrisa no era cálida ni la hizo sentir tranquila. Qin Shuhan le tenía miedo y evadió su mirada a otro lado para no mirarlo.  
Bloqueado Capítulo