Tabla de contenidos

+ Añadir a tu biblioteca

Anterior

Capítulo 26 Frustración

  • Estaba contemplando el atardecer por el balcón, la tarde estaba un poco fresca pero necesitaba sentir la brisa en mi cara, seguía un poco angustiada por esa mujer.
  • Adrien me había dicho que el detective había seguido una pista, pero cuando estaba por atraparle, nuevamente se había escabullido, ese acto de escaparse cuando daban con su paradero me tenía tensa, y a la vez angustiada.
  • Todos estaban pendiente de mi, y eso, aunque me reconfortaba, hacía que me sintiera impotente; a regañadientes de Adrien y mi mamá hacía un par de días que había dejado de usar la silla de ruedas, no estaba minusválida, así que no entendía la necesidad.
  • Era lógico que se preocupaban por mi, pero no quería estar atada a una silla, afortunadamente para mí, la loca no había hecho que me lastimara mis piernas o caderas por lo que podía caminar aunque, reconocía que al principio me era difícil hasta respirar por el golpe en mi costado, pero ya no me duele y en unos días podré quitarme la venda que tengo alrededor de mi cintura.
  • Un abrazo cuidadoso me saca de mis ensoñaciones, su aliento en mi oreja logra que me estremezca.
  • —¿Por qué estás aquí, mi vida? —me dice Adrien al oído.
Bloqueado Capítulo